miércoles, 14 de septiembre de 2016

LA GUARDIA MUNICIPAL




La Policía Local es hoy un cuerpo de seguridad moderno, que se ha ido adaptando a los nuevos tiempos. La realidad, y la delincuencia, también se han transformado. La Policía Local de Jerez cumplirá el próximo día 23 de septiembre 175 años de existencia. Una historia que se ha podido corroborar con toda certeza gracias a la labor callada de investigación llevada a cabo por algunos miembros de este cuerpo policial.

Fue el 27 de agosto de 1841 cuando se reunió el Cabildo de la ciudad de Jerez en sesión extraordinaria y aprobó en su punto número 23 el Reglamento para la Guardia Municipal que presentó la comisión de Policía. Se trata, por tanto,  de uno de los cuerpos más antiguos de España, junto con Madrid y Barcelona, de Andalucía y de la provincia, documentado con reglamento.

A principios del siglo XX, la entonces denominada Guardia Municipal, se estructuraba en distintas secciones, la Diurna, la Nocturna y la Rural que a su vez se dividía en los de caballería y los de infantería. Mi bisabuelo materno Manuel (Manuel García Rincón) fue uno de los jefes de la Guardia Nocturna, estando bajo sus órdenes cuatro Guardias de 1ª y treinta Guardias de 2ª. La rectitud, el respeto a la autoridad, el mantenimiento del orden, su sentido del deber y el cumplir con sus obligaciones en la prevención de actos delictivos eran para él principios fundamentales.  Su sola presencia en los espacios públicos a altas horas de la madrugada ya daba seguridad a los viandantes y su figura era tan respetada como apreciada.  Él mismo se fabricaba el calzado con el fin de que, antes de acometer ningún delito, se identificaran sus pisadas en el silencio de la noche y ahuyentaran a todo aquel delincuente que deambulaba por las solitarias y oscuras calles del Jerez antiguo. En más de una ocasión tuvo que hacer frente, cara a cara y con correcta firmeza, a individuos con fines nada lícitos que, obviando su llamada de atención, pretendían cometer sus fechorías o abusar de seres indefensos. Tanto llegó a ser su popularidad que el conocido dibujante y caricaturista Adalberto (Adalberto Garzón Girón), casado con Maruja Gener,
Colaborador gráfico de la revista humorística R
colocó un retrato suyo durante una semana en el negocio familiar, la recordada papelería Gener de la calle Larga, tal como hacía con reconocidos y destacados jerezanos rindiéndole con este gesto homenaje por su servicio a la ciudadanía.    

Un servicio a la ciudadanía que ha sido una constante en la historia de la Policía Local jerezana, por eso el Gobierno municipal y la Jefatura de la Policía Local desean que los actos de celebración del 175 aniversario vayan acompañados de un reconocimiento del servicio público que presta la Policía Local y su vinculación con el devenir de la población. De modo que se visualicen y se pongan en valor las funciones, competencias y servicios que realizan y prestan en la ciudad.

La exposición monográfica sobre la historia de la Policía Local que se celebra estos días en los Claustros de Santo Domingo y que estará abierta hasta al 25 de septiembre, es una buena oportunidad no solo para conocer la historia de la Policía Local jerezana, la antigua Guardia Municipal, sino también como homenaje a tantos que, como mi bisabuelo, en estos 175 años han dedicado parte de su vida a la guardia y el mantenimiento de la paz y el orden.
          
             (Artículo que publiqué en INFORMACIÓN JEREZ el pasado domingo 11 de septiembre de 2016 y al día siguiente en VIVA JEREZ)



Mi bisabuelo Manuel García Rincón, cabo de la Guardia Nocturna de Jerez.

           

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada